Teléfonos de contacto:
976 382 101 976 272 579

Calle/ Manuel Lasala nº4
50006 Zaragoza
chavarria@alfombrasyasmina.com
Teléfonos de contacto:976 382 101 976 272 579
En Zaragoza desde 1970

Alfombras: Colección
Tabriz Iran
alfombras Tabriz Iran

Alfombra persa Tabriz anudada en lana, con relieves de seda perfilando los distintos motivos y sobre una urdimbre de seda. Destaca por su medallón central y por la variedad de colores perfectamente combinados.

 Estas alfombras se anudan en talleres de la ciudad de Tabriz, capital de Azerbaiyán, en el noroeste de Persia, una de las ciudades más grandes de Irán. Se componen de lana para el anudado y algodón para las tramas y urdimbres. Utilizan el nudo Senneh o persa ayudándose en ocasiones de un gancho especial. Es un nudo extrafino y los relieves de los dibujos generalmente están anudados en seda para destacar los relieves. La seda y la lana fina de primera clase dan una calidad muy alta a estas alfombras. Ninguna ciudad persa tiene una producción tan grande y amplia de alfombras. La decoración suele estar constituida por un medallón central rodeado de motivos arabescos, sauces, cipreses, etc. y rinconeras con motivo “herati” (cuatro hojas rodeando un rosetón realizado dentro de un rombo). En ocasiones también pueden representar escenas de caza. Rodean la alfombra muchas cenefas, a veces hasta siete, muy anchas y muy adornadas. Los tintes son naturales y los colores dominantes suelen ser el beige, el azul y el rojo Son alfombras muy resistentes, un poco rígidas, siendo las de más calidad de pelo corto para que se aprecie con nitidez la perfección de los dibujos.
 

Nain Iran firmado
alfombras Nain Iran firmado

Esta alfombra Nain Irán destaca por la gran belleza de su diseño y por la finura de su anudado, en el que combina la lana y la seda. Tiene un trabajo muy bien definido tanto en el campo central como en las grecas. Está firmada en su base por el artesano que la ha anudado.

Nain se encuentra en la región central de Persia, cerca de Isfahan. En la ciudad se pueden ver edificios característicos de arcilla y cuenta con una de las Mezquitas más antiguas de Irán, con restos del siglo X. En sus talleres se anudan alfombras de manera artesanal que están consideradas entre las más bonitas de Irán. Tienen gran densidad de nudos Senneh (persas), superando en algunas piezas el millón de nudos por m2. El pelo está cortado con poco grosor resultando unas alfombras ligeras. Tanto los materiales empleados como la mano de obra son de gran calidad por lo que se consiguen alfombras excelentes y diferentes. Habitualmente son de fondos muy claros entre beige y marfil, muy característicos de estas alfombras, con colores de origen vegetal también en tonos azules en diversas gamas y menos frecuente el color rojo. Suelen tener un gran medallón central junto a motivos arabescos tanto vegetales como florales. Las orlas son muy clásicas y habitualmente son tres, una franja central y dos secundarias.

Isfahan Iran Urdimbre de Seda
alfombras Isfahan Iran Urdimbre de Seda


Exclusiva alfombra persa Isfahan anudada en lana, con abundantes relieves en seda y la urdimbre también de seda. Con esta urdimbre se consigue un anudado extrafino y una máxima perfección en el trabajo que, unido a una acertada combinación de colores, convierten esta alfombra Isfahan de diseño arabesco en una pieza de colección.

En el suroeste de Irán está la ciudad de Isfahan que fue la capital del país hasta el siglo XIX. Allí se anudan a mano las alfombras del mismo nombre que figuran entre las más prestigiosas de las alfombras persas. Es un trabajo artesano realizado en lana con abundantes relieves de seda, ambos materiales de la mejor calidad. Poseen una gran densidad de nudos Senneh (asimétricos) pues la lana está hilada muy fina, casi del grosor de la seda, y eso permite elaborar unos nudos pequeñísimos y unos dibujos de gran perfección, sin diferencia entre el anudado en lana y los relieves de seda. A menudo sus motivos están inspirados en los azulejos y cerámicas de las mezquitas o en los jardines de los palacios y las ciudades. Cuentan con diseños muy espectaculares con árboles, plantas, búcaros de los que brotan las flores, motivos arabescos y, en ocasiones, animales que son poco frecuentes en las alfombras orientales. Las antiguas alfombras de Isfahan no tenían medallón en el centro. Es célebre el color “azul de Isfahan” que suelen utilizarlo en muchas de las orlas, pero generalmente estas alfombras contienen una gran diversidad de colores muy atractivos. Siguiendo la tradición las alfombras Isfahan son muy delgadas, con el pelo muy corto para que se aprecien mejor los diseños pero, a pesar de su finura, son muy resistentes. En el tejido utilizan la lana para el anudado y también la seda, principalmente en los relieves. La urdimbre es de algodón aunque, en ocasiones, puede ser de seda para conseguir un anudado extrafino. Están consideradas entre las alfombras persas como unas de las más hermosas y apreciadas por la finura de su anudado, la gran calidad de sus materiales y sus diseños tan ricos en detalles. A la mayoría de las alfombras Isfahan, en el tejido que queda entre el anudado y el comienzo del fleco, les suelen realizar un pespunteado en distintos colores que se denomina "Kheft" y es una "marca de calidad" de las alfombras artesanas de esta ciudad.

Tabriz Iran
alfombras Tabriz Iran

Alfombra persa Tabriz anudada en lana, con relieves de seda perfilando los distintos motivos y sobre una urdimbre de seda. Destaca su medallón central de forma ovalada, los motivos arabescos y florales de todo el campo central y la variedad de colores perfectamente combinados.

Estas alfombras se anudan en talleres de la ciudad de Tabriz, capital de Azerbaiyán, en el noroeste de Persia, una de las ciudades más grandes de Irán. Se componen de lana para el anudado y algodón para las tramas y urdimbres. Utilizan el nudo Senneh o persa ayudándose en ocasiones de un gancho especial. Es un nudo extrafino y los relieves de los dibujos generalmente están anudados en seda para destacar los relieves. La seda y la lana fina de primera clase dan una calidad muy alta a estas alfombras. Ninguna ciudad persa tiene una producción tan grande y amplia de alfombras. La decoración suele estar constituida por un medallón central rodeado de motivos arabescos, sauces, cipreses, etc. y rinconeras con motivo “herati” (cuatro hojas rodeando un rosetón realizado dentro de un rombo). En ocasiones también pueden representar escenas de caza. Rodean la alfombra muchas cenefas, a veces hasta siete, muy anchas y muy adornadas. Los tintes son naturales y los colores dominantes suelen ser el beige, el azul y el rojo Son alfombras muy resistentes, un poco rígidas, siendo las de más calidad de pelo corto para que se aprecie con nitidez la perfección de los dibujos.

Turkaman semi-antiguo
alfombras Turkaman semi-antiguo

Alfombra semi-antigua pero que no ha sido usada. Anudada en lana muy fina sobre urdimbre de algodón tiene un acabado rústico. En Turkmenistán, hoy en día, hay muy poca producción de alfombras artesanas. Tiene un diseño sencillo, muy repetido, pero con unas grecas muy anchas en donde se puede apreciar la dificultad del trabajo de esta pieza.

Las alfombras Turkaman las anudan manualmente tribus en varias regiones de Uzbekistán, Turkmenistán, Turquestán del este, Afganistán y Beluchistán. En esta categoría de alfombras se incluyen las Bokhara y las Yamout. Igualmente las alfombras afganas llamadas Baluch y las de Turkmenistán pertenecen a las llamadas “turcomanas”. Están anudadas en lana y la urdimbre de las alfombras es asimismo de lana; esto les aporta un acabado flexible y ligero. En ocasiones utilizan el algodón para las urdimbres y tramas. Ejecutan el nudo turco o simétrico. Los diseños son generalmente geométricos y es muy habitual el motivo “Gul” (Bokhara). Representan asimismo octágonos y rombos que se repiten. Frecuentemente van rematadas en los lados cortos por bordes anchos, que no aparecen en los lados largos, están tejidos como Kilim y con bordados en los tonos utilizados para el anudado. Los colores dominantes son toda la escala de rojos, desde el violeta hasta el marrón, color de uso casi exclusivo de los turcomanos.

Isfahan Iran Urdimbre de Seda
alfombras Isfahan Iran Urdimbre de Seda

Alfombra Isfahan persa. Se ha anudado en lana sobre urdimbre de seda y eso permite realizar unos nudos muy pequeños consiguiendo una densidad extrafina. Asimismo está realizado en seda todo el perfilado de los diversos motivos. Es una alfombra de medallón con mucha variedad en su diseño y con unas grecas muy trabajadas. En esta alfombra hay que destacar el color verde turquesa poco frecuente por la dificultad que entraña su teñido.

 En el suroeste de Irán está la ciudad de Isfahan que fue la capital del país hasta el siglo XIX. Allí se anudan a mano las alfombras del mismo nombre que figuran entre las más prestigiosas de las alfombras persas. Es un trabajo artesano realizado en lana con abundantes relieves de seda, ambos materiales de la mejor calidad. Poseen una gran densidad de nudos Senneh (asimétricos) pues la lana está hilada muy fina, casi del grosor de la seda, y eso permite elaborar unos nudos pequeñísimos y unos dibujos de gran perfección, sin diferencia entre el anudado en lana y los relieves de seda. A menudo sus motivos están inspirados en los azulejos y cerámicas de las mezquitas o en los jardines de los palacios y las ciudades. Cuentan con diseños muy espectaculares con árboles, plantas, búcaros de los que brotan las flores, motivos arabescos y, en ocasiones, animales que son poco frecuentes en las alfombras orientales. Las antiguas alfombras de Isfahan no tenían medallón en el centro. Es célebre el color “azul de Isfahan” que suelen utilizarlo en muchas de las orlas, pero generalmente estas alfombras contienen una gran diversidad de colores muy atractivos. Siguiendo la tradición las alfombras Isfahan son muy delgadas, con el pelo muy corto para que se aprecien mejor los diseños pero, a pesar de su finura, son muy resistentes. En el tejido utilizan la lana para el anudado y también la seda, principalmente en los relieves. La urdimbre es de algodón aunque, en ocasiones, puede ser de seda para conseguir un anudado extrafino. Están consideradas entre las alfombras persas como unas de las más hermosas y apreciadas por la finura de su anudado, la gran calidad de sus materiales y sus diseños tan ricos en detalles. A la mayoría de las alfombras Isfahan, en el tejido que queda entre el anudado y el comienzo del fleco, les suelen realizar un pespunteado en distintos colores que se denomina "Kheft" y es una "marca de calidad" de las alfombras artesanas de esta ciudad.
 

Shirwan semi-antigua
alfombras Shirwan semi-antigua

Alfombra semi-antigua que nunca ha sido usada. Anudada en lana muy fina y suave sobre urdimbre de algodón, con una buena combinación de colores en rojos y tostados. Como curiosidad, en uno de los extremos de la alfombra han anudado el nombre del país de procedencia.

Estas alfombras se anudan en la región de Sjirvan, en Azerbaiyán, y se consideran las más hermosas y mejores de las caucásicas. Son alfombras anudadas en lana, hilada a mano y teñida con tintes naturales, con tramas y urdimbres, antiguamente de lana y actualmente de algodón. Realizan el nudo Ghiordes o nudo simétrico y el pelo es corto. Los colores dominantes son el rojo, el azul y también utilizan con mucha frecuencia la lana en su color natural blanco/crema. Los diseños suelen ser pequeños medallones con formas geométricas, unos junto a otros en el centro de la alfombra, aunque en ocasiones también pueden tener diseños de animales, de seres humanos o de ramilletes de lirios típicos de la zona y muy estilizados. Su textura es delgada pero resultan alfombras muy compactas y resistentes.

Nain Iran firmado
alfombras Nain Iran firmado

Alfombra persa NAIN de nudo extra fino. Está anudada en lana con gran cantidad de relieves en seda. Destaca el espectacular medallón central y sus dibujos tan minuciosos así como los motivos anudados en color verde agua que es muy poco frecuente en las alfombras orientales. Las grecas que bordean la alfombra están realizadas igualmente con motivos muy trabajados y de gran dificultad en su realización. En la greca inferior de la alfombra está firmada por el artesano que la ha anudado.

Nain se encuentra en la región central de Persia, cerca de Isfahan. En la ciudad se pueden ver edificios característicos de arcilla y cuenta con una de las Mezquitas más antiguas de Irán, con restos del siglo X. En sus talleres se anudan alfombras de manera artesanal que están consideradas entre las más bonitas de Irán. Tienen gran densidad de nudos Senneh (persas), superando en algunas piezas el millón de nudos por m2. El pelo está cortado con poco grosor resultando unas alfombras ligeras. Tanto los materiales empleados como la mano de obra son de gran calidad por lo que se consiguen alfombras excelentes y diferentes. Habitualmente son de fondos muy claros entre beige y marfil, muy característicos de estas alfombras, con colores de origen vegetal también en tonos azules en diversas gamas y menos frecuente el color rojo. Suelen tener un gran medallón central junto a motivos arabescos tanto vegetales como florales. Las orlas son muy clásicas y habitualmente son tres, una franja central y dos secundarias.

Isfahan Iran Urdimbre de Seda
alfombras Isfahan Iran Urdimbre de Seda

Alfombra persa Isfahan, de nudo extrafino realizado en lana sobre una urdimbre de seda, lo que permite realizar los nudos extremadamente pequeños. Todos los motivos van perfilados también en seda. El diseño es de los llamados de oración, con representación de diversos animales y flora variada en el campo central y en las grecas. Está firmada por el artesano en la greca inferior. Es pareja de la alfombra rfª 0-098 siendo muy difícil encontrar dos piezas iguales en alfombras de anudado artesano y extrafino.

 En el suroeste de Irán está la ciudad de Isfahan que fue la capital del país hasta el siglo XIX. Allí se anudan a mano las alfombras del mismo nombre que figuran entre las más prestigiosas de las alfombras persas. Es un trabajo artesano realizado en lana con abundantes relieves de seda, ambos materiales de la mejor calidad. Poseen una gran densidad de nudos Senneh (asimétricos) pues la lana está hilada muy fina, casi del grosor de la seda, y eso permite elaborar unos nudos pequeñísimos y unos dibujos de gran perfección, sin diferencia entre el anudado en lana y los relieves de seda. A menudo sus motivos están inspirados en los azulejos y cerámicas de las mezquitas o en los jardines de los palacios y las ciudades. Cuentan con diseños muy espectaculares con árboles, plantas, búcaros de los que brotan las flores, motivos arabescos y, en ocasiones, animales que son poco frecuentes en las alfombras orientales. Las antiguas alfombras de Isfahan no tenían medallón en el centro. Es célebre el color “azul de Isfahan” que suelen utilizarlo en muchas de las orlas, pero generalmente estas alfombras contienen una gran diversidad de colores muy atractivos. Siguiendo la tradición las alfombras Isfahan son muy delgadas, con el pelo muy corto para que se aprecien mejor los diseños pero, a pesar de su finura, son muy resistentes. En el tejido utilizan la lana para el anudado y también la seda, principalmente en los relieves. La urdimbre es de algodón aunque, en ocasiones, puede ser de seda para conseguir un anudado extrafino. Están consideradas entre las alfombras persas como unas de las más hermosas y apreciadas por la finura de su anudado, la gran calidad de sus materiales y sus diseños tan ricos en detalles. A la mayoría de las alfombras Isfahan, en el tejido que queda entre el anudado y el comienzo del fleco, les suelen realizar un pespunteado en distintos colores que se denomina "Kheft" y es una "marca de calidad" de las alfombras artesanas de esta ciudad.
 

Shirwan semi-antigua
alfombras Shirwan semi-antigua

Alfombra semi-antigua que nunca ha sido usada. Anudada en lana muy fina y suave sobre urdimbre de algodón. Como curiosidad, en uno de los extremos de la alfombra han anudado el nombre del país de procedencia.

Estas alfombras se anudan en la región de Sjirvan, en Azerbaiyán, y se consideran las más hermosas y mejores de las caucásicas. Son alfombras anudadas en lana, hilada a mano y teñida con tintes naturales, con tramas y urdimbres, antiguamente de lana y actualmente de algodón. Realizan el nudo Ghiordes o nudo simétrico y el pelo es corto. Los colores dominantes son el rojo, el azul y también utilizan con mucha frecuencia la lana en su color natural blanco/crema. Los diseños suelen ser pequeños medallones con formas geométricas, unos junto a otros en el centro de la alfombra, aunque en ocasiones también pueden tener diseños de animales, de seres humanos o de ramilletes de lirios típicos de la zona y muy estilizados. Su textura es delgada pero resultan alfombras muy compactas y resistentes.

Bokhara semi-antigua
alfombras Bokhara semi-antigua

Alfombra semi-antigua que nunca ha sido usada. Cuenta con el motivo Bokhara o "pata de elefante". Hay que destacar el bordado realizado en el Kilim de los dos lados estrechos de la alfombra, para lo que han utilizado los mismos colores utilizados en el anudado.

Estas alfombras se anudan manualmente en Turkmenistán. Utilizan el llamado nudo persa o asimétrico. El anudado se realiza en lana y las urdimbres y tramas pueden ser tanto de lana como de pelo de cabra. Han hecho célebre el motivo llamado “Gul” también conocido como Bokhara o “pata de elefante”, que consta de un octógono con varios rectángulos concéntricos en su interior y que se repite por toda la superficie. Suelen tener gran cantidad de orlas que ocupan una amplia zona de la alfombra. Sus diseños evocan la clásica decoración de Bokhara, de inspiración turcomana, con un fondo de color rojo intenso y varios campos circulares. Cuando se habla de alfombras de Turkmenistán se incluyen piezas manufacturadas en diferentes ciudades como Uzbekistán, Afganistán, Beluchistán, etc. Se acostumbra también a incluir las alfombras Yamout. Todas ellas se conocen como alfombras BOKHARA. Lo que hace diferentes a las alfombras turcomanas es que la urdimbre, en los lados cortos, tiene bordes anchos tejidos con motivos variados, utilizando los colores empleados en el anudado. Los más comunes son: diversos tonos de rojo, azules y algunas veces amarillos y verdes. El motivo “Gul”, tradicional de estas alfombras, ha sido imitado en muchas alfombras de Pakistán.

Isfahan Iran Urdimbre de Seda
alfombras Isfahan Iran Urdimbre de Seda

Alfombra persa Isfahan, anudada en lana con relieves de seda y sobre urdimbre de seda. Es una alfombra de las llamadas de oración, que cuenta en su diseño con gran variedad de plantas y animales distribuidos por toda la pieza. Destaca también por la combinación de colores, incluyendo el tono turquesa poco frecuente en alfombras de lana. En la greca inferior está firmada por el artesano.

En el suroeste de Irán está la ciudad de Isfahan que fue la capital del país hasta el siglo XIX. Allí se anudan a mano las alfombras del mismo nombre que figuran entre las más prestigiosas de las alfombras persas. Es un trabajo artesano realizado en lana con abundantes relieves de seda, ambos materiales de la mejor calidad. Poseen una gran densidad de nudos Senneh (asimétricos) pues la lana está hilada muy fina, casi del grosor de la seda, y eso permite elaborar unos nudos pequeñísimos y unos dibujos de gran perfección, sin diferencia entre el anudado en lana y los relieves de seda. A menudo sus motivos están inspirados en los azulejos y cerámicas de las mezquitas o en los jardines de los palacios y las ciudades. Cuentan con diseños muy espectaculares con árboles, plantas, búcaros de los que brotan las flores, motivos arabescos y, en ocasiones, animales que son poco frecuentes en las alfombras orientales. Las antiguas alfombras de Isfahan no tenían medallón en el centro. Es célebre el color “azul de Isfahan” que suelen utilizarlo en muchas de las orlas, pero generalmente estas alfombras contienen una gran diversidad de colores muy atractivos. Siguiendo la tradición las alfombras Isfahan son muy delgadas, con el pelo muy corto para que se aprecien mejor los diseños pero, a pesar de su finura, son muy resistentes. En el tejido utilizan la lana para el anudado y también la seda, principalmente en los relieves. La urdimbre es de algodón aunque, en ocasiones, puede ser de seda para conseguir un anudado extrafino. Están consideradas entre las alfombras persas como unas de las más hermosas y apreciadas por la finura de su anudado, la gran calidad de sus materiales y sus diseños tan ricos en detalles. A la mayoría de las alfombras Isfahan, en el tejido que queda entre el anudado y el comienzo del fleco, les suelen realizar un pespunteado en distintos colores que se denomina "Kheft" y es una "marca de calidad" de las alfombras artesanas de esta ciudad.